Proyecto Guacamayo Verde

 

 

Objetivo general:

Conservar la poblacion del Guacamayo verde (Ara militaris boliviana) y su hábitat en las Yungas australes de Argentina a través de la generación y aplicación de información científica para el manejo, educación y valoración de la importancia de esta especie y su hábitat.

 

El Guacamayo verde (Ara militaris) es una especie globalmente amenazada categorizada como Vulnerable (IUCN 2014), está incluida en los Apéndices I y II de CITES, y clasificada como En peligro crítico en Argentina (López Lanús et al. 2008). La población total ha sido estimada en un rango de entre 10.000–20.000 individuos, pero la escasez de registros sugiere que este número podría ser mucho menor (BirdLife 2014). En las décadas recientes las poblaciones silvestres de esta especie han aumentado su aislamiento con una tendencia decreciente. Las principales amenazas para la especie son la pérdida de hábitat y el comercio para mascotas incluso dentro de áreas protegidas (Snyderet al. 2000).

 

En Argentina, se pensaba que la especie estaba extinta hasta que en años recientes fue redescubierta una población estable de casi 60 individuos en la Sierra de Tartagal en la provincia de Salta (Navarro et al. 2008). La especie está protegida en Salta donde fue declarada Monumento Natural Provincial por decreto 4402/11.

 

El Guacamayo verde habita la selva pedemontana, que es el tipo de bosque más amenazado de las Yungas australes debido a que se encuentra localizado en suelos con aptitud agrícola y ya ha sido transformada en 90% a otro usos de la tierra (Brown &Malizia 2004). La baja tasa reproductiva de la especie la vuelve susceptible a procesos de extinción si se encuentra bajo altas presiones o altos niveles de mortalidad. La pérdida y la degradación de hábitat pueden disminuir los recursos reproductivos o alimenticios de la especie. Es esencial entender la relación de las poblaciones de guacamayos con sus recursos alimenticios de manera de poder determinar especies clave, hábitats críticos y áreas importantes para su conservación (Saunders 1990). Tener información sobre la ecología alimentaria y uso de hábitat permitirá desarrollar lineamientos de manejo con el objetivo de mantener poblaciones silvestres viables en el largo plazo dentro de su rango de distribución. 

Fotografías: Guardaparque Marcelo Gallegos